PENSAMIENTO POSITIVO: BENEFICIOS PARA LA SALUD EMOCIONAL Y FISICA

Publicado el 7 de febrero de 2024, 19:37

 

Pensar positivamente o tener una actitud optimista, es la práctica de enfocarse en lo bueno de cualquier situación y puede tener un gran impacto en la salud física y mental.  Esto no significa ignorar la realidad o tomarse la vida a la ligera.  

Nuestros pensamientos o diálogo interno,  pueden tener una gran impacto en nuestras acciones, salud física y emocional.  

Pensar positivamente es una gran herramienta para combatir el estrés y la ansiedad que resultan después una rutina agotadora. Nos devuelve la energía y nos ayuda a disfrutar más de nuestra vida. 

 

¿Cómo nos afecta la negatividad? 

 

  Cuando los pensamientos negativos nos absorben  tienen un grave efecto en nuestra salud física y mental. la negatividad nos afecta en la manera de actuar, nos volvemos quejumbrosos, nos invade la melancolía y, finalmente, a la tristeza y a la frustración.

  Como consecuencia, nuestro entorno social se resiente, ya que el humor decaído y la constante actitud pesimista genera malestar en los demás, y ello hace que nos sintamos abandonados por ellos, acentuando nuestra baja autoestima.

 

En este caso, experimentamos un frenazo en nuestro desarrollo personal: nos encontramos atascados en nuestros problemas y esto nos frustra.

Además de la ansiedad y la depresión, los pensamientos negativos provocan la liberación de ciertas sustancias tóxicas  en nuestro organismo que deterioran el sistema inmunológico. Por lo tanto estaremos más propensos a enfermarnos.  

 

¿Cómo puedo ser más positivo?

 

1. Practique el diálogo interno positivo:  Ser consciente de las emociones está bien, pero no crea que está destinado a sentirse triste por el resto de su vida. La tristeza pasa. Un pensamiento negativo puede resistirse a irse, hasta que usted lo deja ir. Introduzca pensamientos positivos a diario para eliminar los negativos. Al principio no será fácil pero con esfuerzo conseguirá dominar esta técnica. 

 

2. Hable sobre sus sentimientos con un amigo de confianza. De vez en cuando, todo el mundo tiene pensamientos negativos. Hablar de ellos con alguien ayuda a que usted ponga esos pensamientos en perspectiva.

 

3. Dedique tiempo a hacer actividades placenteras como Comer bien, Dormir bien y realizar algún deporte gratificante.  Cuanto mejor trate su cuerpo, más fácil será tener una actitud positiva hacia sí mismo.

 

 

4. Ser agradecido, dedicar tiempo a pensar en todas aquellas cosas buenas que tenemos y que nos rodean será muy provecho para el bienestar emocional. 

 

5. Rodearse de personas positivas, nuestras amistades pueden influir positiva o negativamente en nuestra salud mental. Por eso, rodearte de personas que contribuyan  a nuestros pensamientos positivos es esencial para eliminar a nuestra negatividad interna. 

 

LIBRO RECOMENDADO

 

VUELVE A BRILLAR

Una guía para salir fortalecida de cada dificultad y levantarse más fuerte que antes (Una Serie sobre Resiliencia, Positividad y Amor Propio) 

 


Añadir comentario

Comentarios

Ingrid Cavalieri
hace 2 meses

Hay que proponerse siempre a mantener los pensamientos positivos ya que ello nos garantiza una vida plena y feliz.

Ana
hace 2 meses

Así es, mantener pensamientos positivos a diario y no dejarnos invadir por los negativos.
Muchas gracias por tu participación.

Francia correa
hace 12 días

Excelente tema. Gracias